Observatorio Ikuspegi: “La inmesa mayoría ha venido para quedarse”

El trabajo de análisis de Ikuspegi del proceso migratorio en la capital vizcaina lleva a Gorka Moreno a conocer muy bien la realidad de los inmigrantes que “han venido para quedarse”, asegura.

En Bilbao no hay guetos. ¿Se mueven mucho los inmigrantes?

- Es algo recurrente. El inmigrante accede a los barrios en los que las viviendas son más económicas y luego, según va teniendo más arraigo y estabilidad se traslada a zonas más prósperas.

Póngame ejemplos.

- La población latinoamericana empieza a vivir en el distrito de Ibaondo y Zabala y luego, poco a poco, se distribuye a otros barrios. Es una lógica muy parecida a la que ocurrió hace cincuenta años con la emigración que llegó de otras comunidades autónomas. Ahora, muchos inmigrantes viven en las casas de esas personas que vinieron de Castilla y León, Extremadura o Andalucía.

¿Los procesos de inclusión son homogéneos en Bilbao?

- No, hay colectivos que están teniendo procesos de integración más o menos automáticos y normalizados. Les ha pegado la crisis, pero consiguen salir adelante. Hay otros a los que no les ocurre esto.

¿Se marginan?

- La recesión les ha hecho mucho más daño hasta llegar a situaciones de riesgo y vulnerabilidad.

¿Hay nombres y apellidos?

- Los colectivos latino y rumano chutan hacia arriba, con más o menos dificultades, pero mantienen sus cuotas de empleabilidad alta. En el otro lado están los magrebíes y subsaharianos. Ya antes tenían unas tasas de desempleo y vulnerabilidad altas y la crisis les ha hecho aún más daño.

¿Qué se puede hacer para que esas situaciones no se enquisten?

- Siempre lo subrayamos: desde las políticas públicas hay que hacer un especial hincapié sobre estos colectivos con más riesgo de exclusión.

Que incluso les impide volver a sus países de origen…

- Bueno, hay retornos limitados. Se ha dado una idea de que muchos han regresado, y si es cierto que con la crisis ha aumentado la vuelta, pero la inmensa mayoría han venido para quedarse.

¿Resisten a pesar de la situación?

- Es que en sus países de origen no van a estar mejor. Por ello establecen mecanismos de supervivencia como, por ejemplo, vivir dos familias en una vivienda o algunas mujeres latinas vuelven a ser internas en el servicio doméstico para abaratar costes.

¿Volverá a haber flujos migratorios fuertes en pocos años?

- No, no van a ser los que se dieron entre 2003 y 2006. Podrán llegar, pero en menos cantidad.

De ahí el cambio de filosofía del Ayuntamiento en su política de inmigración inmediata.

- Sí, el escenario ha cambiado. Hemos pasado de una situación en la que había que hacer frente a la acogida y la regularización de los recién llegados a otro de gente arraigada que generan otros problemas.

Fuente: DEIA

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Decenas de miles de personas se manifiestan por los refugiados en Barcelona

Unas 160.000 personas, según la Guardia Urbana – más de 300.000, según la organización – participaron ayer en Barcelona en una manifestación para exigir a las autoridades españolas y europeas un mayor compromiso en la acogida de refugiados en Europa por los conflictos en sus países.

Una “marea azul” recorrió el centro de Barcelona desde las 16.00 horas, cuando decenas de miles de personas desbordaron los límites de la plaza Urquinaona de la capital catalana, punto de inicio de la marcha convocada por la plataforma Casa nostra, casa vostra, bajo el lema Volem acollir (Queremos acoger). La cabecera de la manifestación, apoyada por la mayoría de partidos políticos, sindicatos y numerosas entidades sociales catalanas, llevaba pancartas con las proclamas Cataluña, terra d’acollida (Cataluña, tierra de acogida) y ¡Prou excuses! ¡Acollim ara! (¡Basta de excusas! ¡Acojamos ahora!), mientras otra situada al final indicaba ¡No més morts! ¡Obrim fronteres! (¡No más muertos! ¡Abramos fronteras!).

El ambiente de la manifestación fue eminentemente festivo y familiar, con personas de todas las edades, muchas de ellas inmigrantes.

El color azul de las pancartas y de miles de cartulinas con los lemas promovidos por la plataforma Casa nostra, casa vostra predominaron por encima de otras banderas o enseñas, en un recorrido animado por grupos musicales.

Los primeros manifestantes de la marcha llegaron al final del recorrido hacia las 17.30 horas, una hora y media después de iniciarse, cuando otros aún no habían comenzado a andar y seguían en las inmediaciones de la plaza Urquinaona.

La cabecera se topó en su recorrido hacia el mar por la Via Laietana con muchos manifestantes que venían en sentido contrario para unirse, por lo que finalmente quedaron situados delante de la marcha y fueron los primeros en llegar a la playa de la Barceloneta.

En este arenal se representó una performance de la compañía La Fura dels Baus, en la que se situaron unos chalecos salvavidas entre la arena, y poco después el velero Astral, de la Ong Proactiva Open Arms, participó en una simulación de una operación de salvamento de náufragos entre los aplausos de los asistentes. Posteriormente, se leyó un manifiesto que recordó que en 2015, el Estado español “se comprometió a recibir 10.772 personas refugiadas en un plazo de dos años” y que “este compromiso se está incumpliendo”, por lo que “el Gobierno español, conjuntamente con otros estados europeos, vulnera sistemáticamente el derecho internacional”. El manifiesto concluyó animando a la ciudadanía “a organizarse, movilizarse y hacer sentir su voz para conseguir una concienciación colectiva que favorezca el cambio de actitud de las instituciones en relación con la denominada crisis migratoria que actualmente vive el Mediterráneo”.

Fuente: Agencia EFE

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Bertsos para promover la integración y convivencia

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

La pobreza infantil severa sube hasta el 9%

Save the Children pide más ayudas para las familias monoparentales y migrantesLa ONG critica los recortes en la escuela pública.

La pobreza infantil severa ha crecido cinco puntos en Euskadi desde el comienzo de la crisis hasta alcanzar al 8,8% de los niños y niñas. Además, la administración vasca no está logrando reducir la creciente desigualdad en un país en el que el 20% de la población más rica gana 4,2 veces más que el 20% más pobre. No obstante, si no existiesen las prestaciones del sistema vasco de protección social, el índice de pobreza severa sería casi el doble (15,4%).

Este es el panorama que dibuja el informe Desheredados presentado ayer por Save the Children que, entre otras cuestiones, deja sobre la mesa la siguiente afirmación: “En Euskadi, un niño que nace en un hogar pobre puede estar condenado de por vida a serlo”. Uno de los motivos que perpetúa esta condena de origen hay que buscarlo en la escuela. Según la ONG, el sistema educativo vasco “no sirve para igualar las diferencias” socioeconómicas de su alumnado debido a “la reducción de la inversión pública por alumno”. En concreto 888 euros, mientras que el gasto de los hogares se incrementó prácticamente un 40% de 2007 a 2012.

Los hogares monoparentales con la madre como cabeza de familia y los de origen extranjero son las principales víctimas de una crisis económica con falta de oportunidades laborales y precarización. El estudio concluye que el 26% de los y las menores a cargo de sus madres están en una situación de pobreza real, mientras que en el caso de las familias de origen migrante la tasa se eleva prácticamente al 40%. Así, subraya la ONG, cuatro de cada diez menores migrantes engrosan el 20% de la población más pobre de la sociedad.

Para la ONG, el crecimiento de la pobreza relativa y severa en Euskadi en los últimos años hace pensar que ni la política fiscal ni las políticas sociales que se están aplicando están diseñadas para corregir la desigualdad y acabar con la pobreza. Eso, a pesar de que el gasto vasco en protección social a la infancia es el más alto del Estado (7.776 euros por niño, frente a los 2.791 de Madrid) y que Euskadi es la única comunidad autónoma que mantiene las ayudas económicas de carácter universal para familias con hijos, que oscilan entre los 400 y los 900 euros por el primer hijo. Aun y todo, la responsable de Save the Children, Eva Silván, consideró ayer que “las administraciones no están permitiendo que los niños tengan las mismas oportunidades, al contrario, les pone zancadillas a los que peor están”.

Pérdida de empleo El informe presentado ayer en la Universidad de Deusto incluye testimonios de menores que demuestran la relación existente entre la pobreza y el empleo, con la falta de él. Es el caso de Ana, una estudiante de 12 años de Gasteiz. “Mi padre está en el paro porque la fábrica cerró. Mi madre está buscando trabajo. Si mis padres me dicen que no, sé que es por algún motivo. Mis padres quieren que seamos felices, si dicen no es porque no tienen dinero”, afirma Ana. Hay muchas Ana en la CAV que han visto cómo la situación en sus casas ha empeorado a raíz de perder la principal fuente de ingresos, el trabajo. La ONG sostiene que las rentas medias – bajas y los colectivos vulnerables han sido los más afectados ya que se ha producido una gran destrucción de empleo temporal y la situación de partida era peor.

El problema, advierte la ONG, es que el colchón que proporciona el sistema de protección social vasco “no está siendo igualmente eficaz con las familias con hijos a cargo que con el resto de los colectivos”. Y es que la tasa de pobreza relativa de las familias monoparentales duplica a las familias en pareja. La organización reconoce que las ayudas han permitido “amortiguar” los efectos de la crisis pero en relación con el resto de las comunidades autónomas “no ha sido capaz de frenar el incremento de la desigualdad”.

En su documento, Save the Children se hace eco de la preocupación expresada hace ya algún tiempo por el Consejo Escolar de Euskadi que alertaba de que los principales recortes aplicados se han centrado en la red pública, donde cursan sus estudios más del 70% del alumnado extranjero. Según la ONG, la escuela vasca no está cumpliendo su función de igualar las diferencias de origen de sus estudiantes, abriendo una “gran brecha” de rendimiento escolar según el estrato sociocultural de las familias, lo que ha provocado peores notas entre el alumnado migrante y la concentración de repetidores en ciertas escuelas públicas.

Ante estos datos, la responsable de Save the Children Euskadi propone a la Administración “analizar la efectividad” de las actuales prestaciones desde el punto de vista de la infancia, por grupos de renta y colectivos y extender el sistema de rentas mínimas y ayudas a la vivienda. Asimismo, sugiere la equiparación de las ayudas de las madres solteras a las de las familias numerosas. Y en el ámbito educativo piden recuperar el nivel de inversión pública anterior a la crisis, fundamentalmente en la red pública, impulsar un programa contra la segregación escolar e incrementar las ayudas para la escolarización temprana de 0 a 3 años.

Fuente:DEIA

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Bertsos para promover la integración y convivencia

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS
>